PARTÍCULAS CON MASA

PARTICULAS CON MASA

Los fotones pueden verse curvados o vibrar por la interacción con el espacio que atraviesan y otras partículas presentes en él, pero mantienen básicamente su estructura plana. Pero las partículas f fundamentales, también pueden combinarse en estructuras tridimensionales si se dan determinadas circunstancias. Las circunstancias que pueden llevar a formar estructuras tridimensionales son básicamente 2:

-Un entorno en el que las partículas f se encuentren en gran numero y densidad, que provoquen estructuras formadas por muchas partículas f, e interacciones entre unas estructuras y otras próximas, que acaben provocando la estructura se curve, y se arrugue, de manera que las partículas f se agrupen entrelazadas en estructuras tridimensionales. Por ejemplo, si fuentes que emiten en una dirección se aproximan a la velocidad de la luz a otras fuentes que emiten en otra dirección, y se aproximan las primeras. En función del signo de las fuentes (que sean del mismo o distinto signo) acabaran repeliéndose al llegar casi a unirse si son del mismo signo, y atrayéndose si son de signo contrario, rompiendo o debilitando los enlaces entre las fuentes de los primeros fotones, y produciendo nuevos conjuntos de partículas que pueden ser fotones bidimensionales, o estructuras tridimensionales .

-La existencia de un desequilibrio entre partículas + y -, que lleve a que la estructura se recoloque alrededor de la partícula sobrante

Estas estructuras tridimensionales básicas, son las partículas que forman la materia.  En principio, en una colisión entre partículas, pueden formarse muchos tipos distintos de estructuras,  pero solo algunas son estables, de manera que al final de todos los procesos subatómicos todas las partículas inestables desaparecen y quedan solo fotones de distinta intensidad (estructuras planas sin masa) y partículas subatómicas básicas con masa. Las partículas subatómicas básicas que describo aquí son: neutrinos, electrones, positrones,  protones y neutrones. También es posible que existan antineutrinos,  aunque es probable que el neutrino y el antineutrino sean la misma partícula o indistinguibles en su comportamiento. También dejo abierta, por supuesto, la posibilidad de otras partículas básicas con masa que no estén aquí descritas. Todas estas partículas con masa,  no son pues más que ondas complejas de espacio generado por estructuras tridimensionales  de agujeros-fuentes. Esta naturaleza como ondas de espacio, les da características de onda cuando estas partículas básicas se consideran individualmente.

L as partículas con materia, no serían más que chorros de espacio que nace en su interior y posteriormente fluye hacia el exterior y una vez que está fuera de las mismas se proyecta en una, varias, o todas direcciones.

ESTRUCTURA INTERNA DE LA MATERIA

Las partículas de materia, como los neutrones y protones, están formadas por estructuras internas tridimensionales que generan espacio, y este espacio se expande en formas de ondas complejas. Pero el volumen, la masa de las partículas, no se corresponde con el volumen de estas estructuras, el volumen aparente de las partículas es muy superior, esta estructura de fuentes, se concentran en el interior de las partículas, generando ahí el espacio de forma conjunta y coordenada por todas esas partículas (en un protón o neutrón, esta estructura estará formada por muchos millones de partículas fuente) este espacio se genera a presiones superiores a la del espacio neutro, similares a la presión del espacio en el universo primitivo en los primeros segundos de vida del universo, cuando se crearon los neutrones, y va “adelgazando” según se va alejando de la estructura que lo crea, hasta alcanzar la densidad del espacio del entorno en el que se mueve la partícula. Una vez que alcanza la densidad del entorno, el espacio se sigue expandiendo, en un principio a la velocidad de la luz, y según sigue alejándose del origen, va reduciéndose esta velocidad. La velocidad se reducirá más deprisa o más despacio en función de si se difunde de forma homogénea, o a través de canales o flujos determinados por el entorno en el que se mueve. El punto a partir del cual la velocidad de difusión del espacio es suficiente para permitir que lleguen hasta ese punto otras partículas con masa (electrones) corresponderá con su volumen aparente. Como se ve, las partículas son básicamente ondas de espacio vacío según las he descrito, con un pequeño corazón de agujeros de los que surge dicho espacio.

Las partículas tienen las siguientes características:

                Masa: vendrá determinada por el número de partículas f que la forman, y por tanto del volumen de espacio creado por unidad de tiempo, podríamos decir que la masa, m=espacio/tiempo. La masa de la partícula es su energía, y viene de terminada por el numero de partículas f. cada tipo de partícula, en función de su tipo de estructura interna, puede tener una masa que varía entre unos márgenes generalmente estrechos,  pero no es exactamente constante, estas estructuras, tendrán un tamaño mínimo,  en el cual tienen su energía mínima, y que correspondería con la materia fría al 0 absoluto, pero si reciben radiaciones (partículas f) pueden absorberla integrándola en su estructura o formando una fina capa sobre ella. Esta energía que reciben, solo pueden integrarla en su estructura en unas cantidades concretas y escalonadas compatibles con su estructura, de manera que las energía que reciben que no pueden asimilar la emiten, si es muy poca en frecuencias muy poco energéticas (infrarrojas), y si es mucha, pueden emitirla en estructuras de fotones mayores muy energéticos.

                Volumen: El volumen aparente de una partícula depende también de su entorno, si definimos el volumen como el espacio que no puede ser ocupado por otras partículas, y este se corresponderá con el espacio en el que la partícula está emitiendo el espacio creado a una presión y velocidad suficiente para impedir que otra partícula llegue a ocuparlo. Sin embargo, dependiendo de la densidad del espacio que rodea a la partícula y la velocidad a la que el espacio se mueva en relación a la partícula en su entorno, el volumen aparente de la partícula (el espacio infranqueable en torno a la partícula) será mayor o menor. En todo caso, el diámetro aparente de las partículas es muy superior al diámetro de su estructura interna (si bien esta estructura no tiene por qué ser esférica.

                Carga eléctrica: se produce por el desequilibrio entre el número de partículas f+ y f- en el interior de la partícula. Si damos por bueno que se precisan 3 f+ por cada f- para que haya equilibrio en la creación del espacio,  en función del número de partículas f+ que haya de más o de meno tendremos las siguientes posibles cargas (que haya 1 f- de más equivale a 3 f+  de menos, y al revés, por eso hablo solo de las partículas f+): -1, -2/3, -1/3, 0, +1/3,+2/3, +1. Las cargas +1 y -1 equivalen a quitar o poner  una f- en una estructura sin carga, esto supone una distorsión en la creación del espacio muy fuerte, lo que impide estructuras muy grandes que mantengan esta distorsión.

Las partículas, aunque no pueden tener una carga excesiva, son más estables si tienen carga que si son neutras, el motivo de esto es que la deformación del espacio producida por el desequilibrio eléctrico actúa de pegamento, atrayendo hacia si las partículas f de signo contrario que forman parte de la misma. De este modo, una de las partículas más estable sería el electrón.

                Momento lineal: las partículas se pueden desplazar en una determinada dirección a mayor o menor velocidad,  con el límite aproximado de la velocidad de la luz. La dirección y velocidad del desplazamiento va a venir determinada por la dirección en la que expanda el espacio creado por la partícula, si la partícula distribuyese el espacio de forma homogénea en todas las direcciones, se mantendría en reposo, en el caso opuesto, si todo el espacio lo dirigiese hacia una única dirección y sentido, se desplazaría en el sentido contrario a su máxima velocidad. Una vez que la partícula está distribuyendo el espacio creado en una determinada manera, y por tanto con un determinado movimiento, lo mantiene constante si no hay una fuerza externa que afecte al mismo.

                Rotación: las partículas pueden girar sobre un eje, y si no hay fuerzas externas, mantendría esa rotación. También pueden girar  en otras formas y vibrar afectadas por la estructura interna y la forma en que sale al exterior el espacio creado en su interior, o debido a su interacción con el espacio y las partículas próximas. Todas estas circunstancias provocan que el espacio que generan no sea homogéneo, sino similar a ondas, y puede ser causante de determinadas características de onda particulares de cada una de ellas. En particular aqui puede estar la base del spin de las particulas fundamentales y su campo de color.

Además, dentro de la estructura interna de las partículas puede suceder que haya diferentes partes que giren en diferentes modos, siendo posible que unas giren en torno a otras, o roten en sentidos diferentes.

                Onda: por su naturaleza, las partículas emiten espacio, y este lo emiten en forma de onda, de hecho, la partícula es  esa onda de espacio que se expande alrededor de la fuente que lo crea. se trata de una onda compleja creada por la interacción de las ondas creadas en cada fuente, y el movimiento de estas. Esta onda creada, el movimiento de la partícula en el espacio, y el hecho de que la partícula cree espacio, crean incertidumbre sobre el lugar y características de una partícula en concreto, pues  no está en un sitio , se crea ella el espacio en el que está. Esta es la principal causa de incertidumbre sobre las características de las partículas y su situación. También resulta indescifrable el comportamiento como onda debido a su naturaleza de onda compleja creada por otras muchas, y la enorme complejidad de identificar cada una de las ondas que la componen para poder explicar su comportamiento.

Una posible explicación de la complejidad matemática a la que ha llegado la física cuántica  y la indeterminación de las partículas hasta que son observadas, sería el hecho de que las características de las partículas como ondas derivan de una estructura interna compleja y que produce múltiples efectos que inciden sobre la onda de espacio final que se crea, sería algo parecido al problema de factorizar números.  A partir de los componentes de una serie de ondas y sus características, podemos averiguar el resultado de las ondas que se producen, pero observando el efecto final de la onda, es mucho más complejo determinar la naturaleza de las ondas que los generan y sus características.

CAPITULO 5:/interaccion-entre-particulas/

Anuncios

2 respuestas a PARTÍCULAS CON MASA

  1. luz maria dijo:

    interesante a

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s