CONSECUENCIAS DE LA GRAVEDAD ASÍ DEFINIDA SOBRE LOS CUERPOS CELESTES

CONSECUENCIAS DE LA GRAVEDAD ASÍ DEFINIDA SOBRE LAS CARACTERISTICAS DE LOS CUERPOS CELESTES Y SU FORMACIÓN

Todo lo que voy a exponer a partir de aquí, no pretende ser una explicación excluyente con las explicaciones que son hoy generalmente aceptadas a cerca de la formación evolución estructura y funcionamiento de los astros. Lo que expongo pretende ser complementario a la mayoría de las teorías hoy admitidas, por ejemplo, no pongo en duda las reacciones nucleares en el interior de las estrellas tal como se han explicado, y no me detengo en los aspectos que son compatibles. Una vez dicho lo anterior, hay casos en los que si puede haber contradicciones que yo entiendo que no invalidan esta teoría, pues se trata de explicaciones y conclusiones (por ejemplo el funcionamiento de los agujeros negros) que se basan más en teorías previas que en las observaciones, y desde este punto de vista, es lícito buscar otras explicaciones y conclusiones basadas en una teoría diferente, siempre que no contradiga observaciones claramente probadas y no dependientes de la teoría que se use para explicarlas.

–             En el espacio, las partículas que se encuentran en una nube, relativamente próximas, irán orientando poco a poco sus chorros de espacio de forma coherente hacia el exterior de esa nube, provocando por un lado la separación de esa nube del resto de partículas por el espacio creado, formando una nube aislada (efecto antigravitatorio), y por otro lado provocara que las partículas vayan acercándose más unas a otras, dando lugar a una protoestrella, una nube densa de átomos y moléculas, que se sentirán atraídas por el efecto gravitacional, efecto que llevará al nacimiento de una o varias estrellas de diferentes características, y planetas y satélites, en función del volumen y composición de esa nube original, si bien por supuesto, también se puede ver afectado este proceso por circunstancias externas que se puedan presentar (choque con otra estrella, supernovas próximas, etc) respecto a este efecto, hay que tener en cuenta que de acuerdo con la definición que he hecho anteriormente de la gravedad, un dato fundamental a la hora de explicar la formación de los astros es la gravedad en los cuerpos en formación en la superficie de los mismos, la gravedad vendrá dada por G*pi*r2  y su valor en la superficie del cuerpo celeste vendrá determinada por la proporción entre la masa y la superficie del mismo. Esta proporción entre masa y superficie, y la composición del cuerpo celeste determinara su evolución, pues esta relación, o dicho de otro modo, la gravedad en la superficie del mismo, no puede tomar cualquier valor, tendrá valores máximos en función de la composición del cuerpo celeste, habrá un límite en la relación Masa/superficie del cuerpo estelar, pues por encima de esa proporción, la presión provocada por la velocidad del espacio que se expulsa el cuerpo celeste sería demasiada, y el cuerpo dejaría de atraer las partículas, y pasaría a expulsarlas por la presión, o a destruir su estructura interna y expulsarla en forma de partículas elementales, fotones, o explosiones y reacciones subatómicas. Este límite, que voy a llamar limite gravitacional de masa, en realidad son varios en función de la estructura de la materia, y estos límites, junto a las características originales de la materia de la que está formada la nube originaria, provocaran que el resultado sea uno u otro:

Límites gravitacionales de masa:

1.- Para los cuerpos con una estructura externa de materia solida ordinaria, este es el límite menor, y corresponde con el límite de velocidad del espacio que circula entre los átomos que permite mantener las estructuras entre moléculas que forman la materia sólida. Internamente, el planeta, en la zona más profunda puede tener estructura liquida de plasma o neutrones, pero ahí, aunque la presión provoque estas estructuras que admiten limites masa/superficie mayores, el espacio que se genera tiene finalmente que atravesar la estructura de materia externa solida, por lo que éste es el límite a tener en cuenta. Este es el caso de los planetas rocosos, y también debería ser un límite para los corazones rocosos con una estructura externa gaseosa. Si observamos los planetas solares, con la excepción de Júpiter, todos los demás presentan una proporción masa/superficie menor a 13000000000 kg/m2 que corresponde aproximadamente con la proporción en Saturno y Neptuno. Además, tanto Venus, la Tierra, Saturno, Urano y Neptuno, tienen proporciones próximas, entre 10500000000 y 13000000000 kg/m2  por tanto, todo parece indicar que el límite para los planetas o superficies sólidas, debería estar próximo a este importe. El caso de Saturno, Urano y Neptuno, es particular, pues se trata de planetas con una enorme atmosfera lo que hace que haya que tratarlos más bien como planetas gaseosos, como Júpiter, aunque al tener un núcleo sólido-liquido muy grande en relación a su masa total, es posible que su componente gaseoso no sea suficiente para alterar de forma importante la relación masa/superficie que alcanza el núcleo sólido-líquido como si ocurre con Júpiter.

Este límite nos dará una gravedad máxima que podemos encontrar en los cuerpos sólidos, que además será próxima a la gravedad terrestre.

2.-limite para los cuerpos con estructura gaseosa externa, al estar los átomos más separados y libres que en los cuerpos sólidos o líquidos, sin las uniones entre átomos que se dan en estos, esto permite que pase más espacio por entre los átomos y a través de estos sin afectar a la estructura molecular. Esto posibilita relaciones masa/superficie mayores, que conllevan también presiones mayores gravitacionales, y por tanto dinámicas mucho más energéticas entre los gases. En estos cuerpos, los gases sometidos a grandes presiones en el interior, pueden adquirir forma “liquida”, pero no con una estructura molecular liquida normal. Además, este fluido, si se ve expulsado por la presión hacia capas más superficiales, al reducirse la presión se convierte de nuevo en gas, produciéndose una dinámica debido a los flujos externos y presión de las capas más superficiales que permiten una proporción masa/superficie mayor. Cuando esta proporción va subiendo, el interior del planeta se ve sometido a presiones que lleva a la ruptura de los átomos, separándose los electrones de los núcleos, y llevando a la materia a una estructura de plasma, en la que el aumento aún mayor de la presión y la temperatura puede acabar produciendo reacciones de fusión nuclear, y dando lugar de esta forma a una estrella. En las estrellas normales, con una superficie gaseosa (aunque se trate de un gas ionizado, se trata de un gas no sometido a grandes presiones y por tanto de densidad relativamente baja en la superficie), en la superficie la proporción entre masa y superficie máxima es la que evita que la presión del espacio creado expulse las capas exteriores de la estrella. Si este límite existe, debe llevar a que las estrellas que se encuentran en un mismo momento de su evolución, presenten una relación masa/superficie similar en un porcentaje importante de ellas, (las que han alcanzado su tamaño máximo), encontrándose las demás por debajo de ese límite. En el caso de las estrellas en el momento de evolución que se encuentra el sol, la proporción que se da en el sol estaría próxima al límite para este tipo de estrellas. Pero la estructura en el interior de las estrellas es diferente, normalmente de plasma, (entendiendo aquí como plasma un estado de la materia en el que los electrones y los núcleos atómicos se mueven libremente y con una gran proximidad entre ellos debido a la presión a la que se encuentran sometidos) estructura que permite el flujo de mayor volumen de espacio por superficie, con unas densidades de materia mayores, estructura de plasma creada por la presión de las capas externas, que hace que la estructura de la materia se transforme al no poder salir expulsada de la estrella.

3.- Pero existen estrellas en las que por su evolución  y descomposición, han perdido su capa gaseosa externa, y mantienen únicamente una estructura de plasma formada anteriormente, es el caso de las enanas blancas, estas estructuras de plasma pueden con una densidad mucho mayor evacuar muchísimo más espacio, manteniendo esa estructura creada a grandes presiones, esto permite que estas estrellas tengan proporciones masa/superficie, del orden de 10.000 veces mayores que las estrellas ordinarias.

4.- pero en el corazón de las estrellas masivas, a presiones aún mayores, el plasma puede llegar a comprimirse aún más, cambiando de estructura, fusionando los electrones con los núcleos atómicos, y formando la estructura más estable de la materia, similar a las estructuras iniciales en la condiciones de presión espacial del universo en su origen, una estructura formada por neutrones que se mantienen unidos por los flujos de espacio que generan hacia el exterior. Cuando una estrella supermasiva con el núcleo de estas características llega a explotar, queda al descubierto este núcleo que forma una estrella de neutrones, con proporciones masa/superficie miles de veces superiores a las de las estrellas de plasma (enanas blancas). Esta es probablemente también la estructura interna de los agujeros negros, estrellas de neutrones que a partir de un determinado tamaño, son capaces de curvar por su gravedad la trayectoria de la luz que pasa próxima a ellas, y cuyo flujo espacial hace que hasta los fotones que pueda emitir se queden pegados a ella, salvo tal vez los más pequeños.

–       ¿y qué pasa si la masa original en la que se forman estos cuerpos es mayor a la que admite estas proporciones? Es decir, si en la nube originaria hay más materia solida (metales etc) de las que puede admitir un cuerpo rocoso, o más gases de los que puede admitir un cuerpo gaseoso? En estos casos, en el proceso de creación de los planetas y estrellas, al llegar a estos límites gravitacionales de masa, el cuerpo celeste “expulsará” la materia solida o gaseosa que le sobre, siempre que aún no esté comprimida por la presión de las capas más externas. Al expulsar este material sobrante, en una nube de la que se están formando una estrella, ira expulsando en su formación materia, que formara diferentes orbitas en función del momento en el que se produce la expulsión, y que darán lugar a los sistemas planetarios. En caso de que el volumen de masa sea muy superior, puede dar lugar a sistemas de estrellas dobles. Del mismo modo, los planetas en formación pueden sufrir el mismo proceso, dando lugar a satélites, asteroides, o anillos formados por el material expulsado, e incluso nuevos planetas en órbitas próximas o planetas dobles. Esto puede explicar porqué parece que hay un “techo” a la gravedad  en todos los planetas sólidos del sistema solar independientemente de su composición y distancia al sol.

UNA CONSECUENCIA PARTICULAR

Hay una consecuencia concreta de todo lo dicho anteriormente, y es la imposibilidad que se desprende de que se mantenga masa sólida de forma permanente en ámbitos con gravedades elevadas, es decir, en la superficie de planetas gaseosos y estrellas con gravedades superiores al límite para planetas sólidos. No tengo claro cual debería ser la consecuencia de situar un cuerpo sólido en la superficie de un planeta como Júpiter, pero si está claro, que si esta teoría es cierta, la gravedad provocaría efectos sobre dicho cuerpo distintos a los esperados por la teoría actual, ya sea que este se ponga a flotar o se aleje del planeta por el efecto antigravitatorio que he descrito, que este efecto se traduzca en que el cuerpo empiece a girar alrededor del planeta hasta encontrar una órbita estable, o desintegrarse, o tal vez, que la estructura interna del cuerpo se vea afectada y se desintegre el cuerpo, ya sea en una explosión, o entrando en un proceso similar a la sublimación.

Sea como sea, si se pudiese aproximar un cuerpo sólido a Júpiter, hasta su superficie, y observar su comportamiento, Esta sería una forma  de demostrar la validez o invalidez de esta teoría. Si el cuerpo se comportase atraído por la gravedad de Júpiter tal y como prevén las leyes de la gravedad actuales, y su estructura física no se viese en absoluto alterada por la gravedad superior a la normal, habría que desechar esta teoría, pero si se observase algún comportamiento extraño, o su estructura interna se viese alterada, sería una importante prueba a favor de lo aquí escrito.

CAPITULO 15: /datos relativos a la proporcion masa espacio de planetas y estrellas/

5 respuestas a CONSECUENCIAS DE LA GRAVEDAD ASÍ DEFINIDA SOBRE LOS CUERPOS CELESTES

  1. Pingback: astónomos-descubren-estrellas-imposibles- | OTRA FISICA, OTRO UNIVERSO

  2. hola zoy anyi Ü la chula dijo:

    t00do0 feo0 🙂

  3. Francisco dijo:

    Disculpa, ¿cómo podría contactarte?

  4. Anónimo dijo:

    No entiendo nada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s